viernes, 18 de julio de 2008

El lado mexicano

Ya hace tiempo que ando por México. Lo saben los que tengo a mi lado, y otros más que cada día me ven aparecer como si volviese de un jet-lag diario. Escribo por las tardes, por las noches, en las mañanas en que nadie sale con un pito o una flauta. Al cabo de dos, tres horas, vuelvo del México agreste de los años 70 a mi realidad diaria. Como un sonámbulo, como un alma errática. Si los dioses lo tienen a bien, antes de fin de año habré terminado la novela que justifica estos cientos de horas en silencio.

He estado también ocupado en otros quehaceres. Mucho de ello se puede encontrar en Irreverentes, la revista a la que se enlaza desde la barra lateral. Ya llevamos un año, y quién lo iba a decir, comienzan a crecer las tiradas, y el número de colaboradores egregios. Para los que empezamos, siempre es un espaldarazo contar al lado con el nombre de gente como Joaquín Leguina, Antonio Pérez Henares, Miguel Ángel de Rus, Alonso de Santos. Incluso el recientemente fallecido Juan Manuel González dejó en varias ocasiones algunos de sus textos para que fuesen publicados en Irreverentes. Se fue pronto de este mundo porque a veces es insufrible. Descansa ya en la gloria de los que han dejado su palabra escrita con talento.

El resto de la vida, de mi vida, se la llevaron mis días de clase, mi gente del instituto, esos cerca de cien adolescentes con los que cada año me las veo, y que después de todo terminan conquistando un territorio importante de mi cariño. Dicen que el cariño se estira, y así espero que siga siendo. Algunos de los mejores recuerdos de este año 2008 podéis encontrarlos en la página web que edito para la gente del IES La Torreta de Elche, en OPM.

De ahí sale el resto de mis trabajos de este año. Un grupo considerable de profesores de Elche hemos decidido dejar de sentirnos imbéciles mientras unos y otros acaban con la educación, y nosotros tan sólo arreglamos el mundo en nuestras horas de cafetería. Para dar a conocer lo que está ocurriendo en nuestra Comunidad Valenciana, donde el gobierno del PP arrasa con la educación pública (y con todo aquello que no produce beneficios computables en bolsa), y para decirles a unos y a otros que ya está bien de las majaderías de reformas, contrarreformas e hiperreformas y de darle poder a esas hordas de innovadores de la educación que van a acabar con la inteligencia y el sentido común en nombre de no sé qué progreso ni me importa. Algunas de las cosas que hemos ido haciendo en este tema las podéis encontrar en otro blog, el de la Plataforma en Defensa de la Educación Pública, de Elche.

Pero tenemos que vernos pronto. Y si no hay excusa, habrá que inventarla.
Antes o después de México.

Que les vaya bonito

3 comentarios:

Lamia dijo...

Vengo de visita a Méjico desde Zaragoza porque dos compañeros de salsa me hablan de un hermano que escribe y me animan a seguir un camino que otros ya han recorrido antes. Conozco esas sensaciones de silencio, de vuelta a una realidad distinta... Si no tienes inconveniente, volverá algún día a visitarte.

José Villanueva dijo...

Por Dios, brother, estamos esparando tu nueva novela como agua de mayo y tú te limitas a decir que escribes.
Queremos leerla, pero ya.
Déjanos leerla.

Lamia dijo...

Santiago, vuelvo de nuevo a anunciarte que he cambiado de casa. Mi nueva direccion es http://elhayedodelamia.blogspot.com
Por si algún día quieres pasarte de visita. Un saludo.